Las Reglas de Evidencia de Puerto Rico y otras tantas en el mundo, le permiten a un testigo utilizar escritos para refrescar su memoria y que pueda aportar la información que se pretende sustraer a través de su testimonio, apoyándose en tal escrito como referencia. Algo bien similar ocurre con las redes sociales. Si para algo resultan tener gran valor, es que funcionan como un archivo histórico que preserva en el tiempo nuestro sentir en determinado momento. Contar con el beneficio de ir hacia atrás y repasar como nos sentimos en determinado momento histórico, es sin duda de gran ayuda para movernos hacia adelante.

Cuando el entonces candidato a la gobernación, Alejandro García Padilla, cambió su postura hacia la consulta sobre la fianza que se celebró en agosto pasado, la gente echó mano de las redes sociales y desbordó su sentir en el momento. En aquella ocasión, tuve la oportunidad de compilar una cantidad significativa de tales expresiones, las que me parecen pertinente compartir nuevamente en esta ocasión. Lo invito a examinar cada entrada con detenimiento y no deje de agrandar la presentación para que pueda leer todas las que han sido compiladas.

En días recientes, el hoy gobernador Alejandro García Padilla, le comunicó al pueblo de Puerto Rico su decisión de consumar y darle curso al contrato de la APP del aeropuerto Luis Muñoz Marín, negociado por la administración de Luis Fortuño. Al igual que con el asunto de la fianza, los usuarios en las redes sociales han tenido mucho que decir sobre el asunto.  Esta es una compilación que hiciéramos de las expresiones de los usuarios en ese momento. No olvide agrandar la presentación para que pueda leer todas las entradas que han sido compiladas.

En días recientes, el hoy gobernador Alejandro García Padilla, le comunicó al pueblo de Puerto Rico su decisión de consumar y darle curso al contrato de la APP del aeropuerto Luis Muñoz Marín, negociado por la administración de Luis Fortuño. Al igual que con el asunto de la fianza, los usuarios en las redes sociales han tenido mucho que decir sobre el asunto.  Esta es una compilación que hiciéramos de las expresiones de los usuarios en ese momento. No olvide agrandar la presentación para que pueda leer todas las entradas que han sido compiladas.

Hay quien trivializará las opiniones que hemos compartido anteriormente aduciendo que “lo único que hay en las redes sociales es gente que no sabe escribir”. Puede que eso sea o no cierto pero lo que sí es cierto, es que para votar, sólo hace falta saber hacer una “X” bajo una insignia.  Aunque el clamor popular en este momento es a emplazar a los líderes que actualmente  ostentan el poder con lo que dijeron cuando querían nuestros votos, yo los invito a otro tipo de introspección.

¿Cuántos de nosotros no vociferamos por quién no votaríamos, en quién no pondríamos nuestra confianza y que estábamos listos para cambiar o castigar el gobierno con nuestro voto? La pregunta obligada es: ¿cumplió usted lo que se prometió?

El problema de que los políticos no cumplan o no escuchen al pueblo es enteramente nuestra responsabilidad. Los primeros que les prometemos a los políticos que no votaremos por ellos y no cumplimos, somos nosotros mismos. Los que dejamos de escuchar nuestras conciencias para escuchar estribillos de campaña, somos nosotros mismos. Al alcance de su mano están las redes sociales, para cuando quiera refrescarse la memoria.

Este artículo es fruto de la colaboración entre Julizzette Colón-Bilbraut y El Nuevo Día. Fue originalmente publicado en la edición digital de El Nuevo Día el 3 de marzo de 2013 en el blog En Tiempo Real.